La RAE dice sobre un ermitaño: 1 Persona que vive sola en una ermita en donde se dedica a la oración y al cuidado del lugar. eremita. 2 Persona que vive sola en un lugar deshabitado, especialmente si se dedica a la oración. eremita. — adj./s. m. y f. 3 Se aplica a la persona que vive en soledad sin mantener contacto con los demás. No me dedico a la oración, supongo que debe de haber algo mas, después de este paso, sino es así y estoy equivocado, entonces solo me resta añadir, "qué el cielo y el infierno, es una misma cosa y están juntas en el mismo lugar, aquí, en la tierra y ahora", no pretendo hablar de política o escribir sobre ella, ni tampoco pretendo que este sea un espacio sobre un diario, solo quiero expresarme, contar lo que siento, sin necesidad de hacerlo frente a alguien, cómo si hablara conmigo mismo. Las personas son ellas y sus circunstancias, están son las mías, no soy filosofo, ni tampoco poseo una carrera universitaria, soy del pueblo llano, uno mas que un día fue aventurero, soñador y algo bohemio, creí en la gente, ahora no creo en nadie, pretendo que esto sea algo parecido a un libro, no se si cuando me canse de escribir para mi, volveré a hacerlo, es difícil sin ser universitario, periodista o experto en la materia el tener acceso a publicar algo, cómo esto es así y desconozco como se debe de hacer, lo realizo por este medio, si alguien al leerlo no recibe contestación alguna, qué no lo tome como una falta de respeto, no es mi intención, la puerta queda abierta para quien desee pasar y leer un libro, sobre una de tantas vidas reales, que decide por circunstancias convertirse en EL ERMITAÑO. Un saludo.

00

00
La postal que no puede faltar.Son 7 fotos unidas en Photoshop. El autor Manuel Pozo Coronado

Vitrina de premios

Vitrina de premios
Premio Kreativo

Seguidores

miércoles, 6 de enero de 2010

capitulo 1º (pagina X)

Sentado en el Peñón del Mure, así es como se le conoce en mi tierra, desdé lo mas alto se divisa a la izquierda la Indiana, frente de mi ,la tierra que me vio nacer, tras de mi sierras gaditanas, Grazalema en este caso, ya que estoy en la frontera entre esta y Málaga, desde mi salida, caminando por los frontones, hasta llegar a Montejaque, para luego subir a este peñón, unas tres horas de camino, ha qui me siento a gusto, asomado al valle hermoso que tengo delante de mi, tierra curtida por mil andanzas, tierra de bandoleros, la subida es costosa, pero merece la pena, la armonía y soledad que espera en esta cumbre.


Sentado bajo esta piedra, en uno de los huecos donde me cobijo del frío y el agua, techo natural, desdé donde se puede contemplar una de las tierras mas hermosas de Andalucía, pienso, me siento tranquilo, necesito paz, aun tengo en mi mente la inesperada visita de Virginia el día anterior, siento su aroma, el calor de su piel, el dorado de sus rizos y sus labios, la frescura de esa juventud que me acompaña, cuándo menos lo espero, tengo miedo, miedo de volver a sufrir, miedo de hacerla daño sin quererlo. Miedo de que la monotonía me vuelva a dar otro quiebro del alma, porque este seria demasiado aguante para un alma y corazón tan dañados, aún así, no puedo sacarla de mi menté, me apetece volver lo mas rápido posible y buscarla, pero aun existe dentro de mi algo que me lo impide, la desconfianza, la desconfianza por culpa del engaño y la mentira.

Sigo contemplando este paisaje lleno de paz, saco el “simi Hsi”, pipa pequeña y antigua que se usa en los campos del Rift, recuerdos de antaño en las tierras de África, cuando uno fue un poco mas joven y decidió correr andanzas por tierras rifeñas, cuándo en vez de fumar tabaco, fumabas, lo que la tierra mora te daba, el “kifi”,cargo el “simi Hsi” con el “kifi” que ya llevo preparado y envuelto dentro de un paquete de tabaco para pipa, por aquello de que no se moje y se estropeé, lo enciendo y saboreo el aroma y sabor de tierras africanas, rifeñas en este caso, un par de caladas mas, se apaga rápido.

Desde arriba presencio como las nubes bajan hasta el llano para besar la tierra, es un océano, me encuentro sentado en el otro margen, disfruto de esta tranquilidad y en medio de ese mar, vuelvo a ver el rostro de ella, desvío la mirada, intentado obligarme a mirar el cielo gris, saco la petaca y tomo un trago de dragados, el frío me congela los dedos de las manos y el interior del cuerpo, al menos este sorbo me reavivara.

Mi camarada esta disfrutando, cómo si de un niño pequeño se tratara, salta de charco en charco, se revuelca por la vegetación del monte, cómo si para el de un parque fuera, disfruto viéndole como corre libre por el risco, ésta en su ambiente, no necesita mas, dé vez en cuando se acerca donde estoy para que lo acaricie y le de el visto bueno, o talvez sea para no dejarme demasiado solo.

Vuelvo a cargar el “simi Hsi”, lo enciendo, un par de caladas rápidas, no da para mas, y vuelta a mirar al horizonte, no tengo demasiada prisa, llevo mi talega con algo de provisiones, una muda y mi bota de vino, además de una cafetera y campingas, para preparar un poco de café, lo cual en unos momentos me pondré a hacerlo, algo caliente al cuerpo no viene mal.

Cuando salí esta mañana aun estaba ella dentro, no la desperté, le deje una nota y salí despacio, sin hacer ruido, ella sabe donde voy, talvez me hubiera acompañado si se lo hubiera dicho, pero entiendo que después de una noche hermosa, debe de descansar, ella trabaja esta mañana, yo no, como otras veces la deje descansar tranquila, no es la primera vez que queda en casa y se levanta sola, aunque hoy, hoy debería de haber despertado con ella, me esta robando el alma, el corazón, pero cada vez que late a su lado me duele, vuelven a abrirse viejas heridas que no están curadas, vuelve a doler este alma resentida en cada caricia, en cada mirada, en cada beso, no puedo dejar que vuelva a dolerme, no puedo dejar que ella sufra, pero no puedo dejar de buscarla y intentar estar cerca de ella, he pasado los cuarenta, a ella le queda mucho aun para llegar a los treinta, aún así, de ser unas vistas ocasionales y esporádicas, han pasado a ser habituales, por decisión propia, yo no se lo impido, deseó que aparezca y me sorprenda, pero no quiero hacerla daño, no seria justo, no es justo, no quiero que mi alma y mi corazón vuelvan a sangrar, no deseo que me duela y a la vez deseo su compañía, deseo verla.

Hago el café que me caliente el cuerpo, el frío y la lluvia es mas abundante, aquí estoy resguardado, al menos del agua, cómo me resguardo el corazón y el alma?, el muro que levante en mí, con ella no vale, cada día retira un ladrillo mas y aun dándome cuenta, no deseo olvidarla, pero no deseo que me vuelva a sangrar el alma.

12 comentarios:

  1. Amigo mio, gracias por tan bello regalo de reyes: un capítulo mas de emociones tan vivas.

    ResponderEliminar
  2. Te doy la bienvenida a mi blog FISICA Y QUIMICA. Espero disfrutes con su lectura y me aportes riqueza con tus comentarios.
    Yo me apunto la tuyo.

    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  3. Dejar el alma entreabierta es un riesgo pero dejarla cerrada es la muerte en vida.Yo también paso de los 40 y prefiero a estas alturas una navajada trapera a no sentir en el rostro un beso a hurtadillas de "esa" que me robó el alma.Un abrazo y me queda en tus lares ...visita mi blog si te apetece.

    ResponderEliminar
  4. Espronceda en cuanto tenga algo de tiempo pasare por tu casa.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Sombragris, el riesgo de dejar el alma abierta a un navajazo trapero puede ser una opción, el dejar cerrada el alma, según a que o quien no es estar muerto en vida, sé puede vivir o al menos intentarlo, sin abrir nada, aunque según quien, ese alma puede volver a hacerlo suya y por ende abrirla nuevamente.

    P.D. por supuesto que pasare por tu casa, de seguro.

    Un abrazo y gracias por pasar por esta humilde morada, qué ahora es la tuya, si así lo deseas.

    ResponderEliminar
  6. Pudo suceder así: opalazon.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Hermosa exposición del paisaje.
    Un relato muy emocionante.
    Saludos desde Argentina

    ResponderEliminar
  8. Te gusta escribir,...
    Mucho y bien.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. Cari y Yoli, besos a las dos..............

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias Yuria, lo de escribir si, lo de bien....... lo dudo,de todas formas intento hacerlo y que a vosotros os guste, gracias nuevamente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Estella reina,que decirte a ti amiga mia......

    Un besazo princesa.

    ResponderEliminar